¿Qué es la Guadua Angustifolia?

Diferentes culturas alrededor de todo el mundo han utilizado el bambú en su vida diaria durante siglos. La especie de bambú más grande y extraordinaria, conocida como "Guadua Angustifolia Kunth", está considerada como una de las 20 mejores especies de bambú del mundo.

Qué es la Guadua angustifolia

En 1822 el botánico Alemán Kunth describió al Guadua como una variedad segregada de la Bambusa asiática original. Kunth empleó la palabra indígena “guadua” (hoja estrecha), que era el nombre utilizado por las comunidades indígenas de Ecuador y Colombia para referirse a este tipo de bambú.

Esta hierba fácil de utilizar y ecológicamente amiga tiene actualmente numerosos usos: mobiliario y artesanía, material de construcción en bruto, paneles ( paneles de madera plywood, laminados, suelos parquet), industria papelera, carbón vegetal, industrias farmacéuticas, instrumentos musicales, viviendas, etc.

La razón de tantos usos es sencilla: ningún otro recursos natural posee más: versatilidad, ligereza, flexibilidad, resistencia, dureza, adaptabilidad climática, resistencia a los terremotos, rápido crecimiento, fácil manejo y belleza visual!

Y por encima de todas estas razones, se encuentra el hecho de que el bambú es el material de construcción con un coste más efectivo, que además cumple fácilmente requerimientos ambientales y del International Building Code (IBC). De modo que no es ninguna exageración afirmar que la Guadua es la especie vegetal del futuro!

Los Arboles Comparados con Guadua angustifolia

Todas las especies de bambú, pero Guadua en particular, tienen un más rápido crecimiento y más alta productividad comparadas con los árboles. Generalmente, el ciclo de crecimiento del bambú es de sólo un tercio de uno de un árbol de “rápido crecimiento”, y su productividad por hectárea es del doble. Si los comparamos por ejemplo con el roble, Guadua produce hasta cuatro veces más de madera.

Guadua angustifolia Bicolor

Además, las plantas de bambú crecen desde el suelo con un diámetro fijo, sin incrementos de este diámetro con el tiempo, como ocurre con los árboles. El diámetro máximo registrado para una planta de Guadua es de 25 cm, aunque su diámetro medio está entre 9 y 13 cm.

En el caso de la especie Guadua Angustifolia, se ha llegado a observar un crecimiento diario de 21 cm, de manera que alcanza su máxima altura (15-30 metros) en sus primeros seis meses, y puede ser cosechado tras 4 ó 5 años. Esta tasa de crecimiento es raramente superada por ninguna otra especie vegetal de la región.

Si su cultivo se lleva a cabo correctamente, el bambú Guadua Angustifolia puede tener una producción ilimitada una vez que esta comienza, sin unos cuidados excesivos. La composición ideal de tallos en un bosque de bambú es de aproximadamente un 10% de brotes, un 30 % de tallos jóvenes y un 60% de tallos maduros con una densidad media de 3000 a 8000 tallos por hectárea. Esto significa una producción de entre 1200 y 1350 tallos por hectárea cada año, y un método efectivo y alternativo a la madera de árboles para la producción de maderas laminadas y aglomerados ( columnas, vigas, paneles, tablones, etc).

¿Donde Crece la Guadua angustifolia?

Debido a su gran adaptabilidad, el bambú tiene un área geográfica muy amplia, que cubre 3 grandes y bien definidas regiones. La primera es la región de Asia-Pacífico (el área más extensa y las más avanzada a la hora de los diversos aspectos de la industrialización del bambú), seguida de Africa y América. El bambú crece de forma natural en todos los continentes, con la excepción de Europa, desde los 51º Norte hasta los 47º Sur de latitud, y desde el nivel del mar hasta 4300 m de altitud.

La mayoría de las especies de bambú prefieren los hábitats húmedos de los bosques de altura y las zonas bajas de junglas tropicales, aunque algunas especies crecen en climas secos, aunque nunca desérticos. Su máxima altitud de cultivo conocida se encuentra en los páramos a gran altura de los Andes ecuatoriales.

Mapa de la Guadua

En total existen 90 géneros y 1100 especies de bambú en el mundo, de las cuales casi la mitad pertenecen a América ( 41 géneros y 451 especies) que se extienden desde el sudoeste de los Estados Unidos hasta Chile.

El área con el mayor grado de endemismo y diversidad es la región de Bahía en Brasil, seguida de la cordillera de los Andes y la parte más al sur de Centroamérica. De los países Latinoamericanos, Brasil posee la mayor diversidad con un total de 137 de especies de bambús madereros. Le sigue Colombia (70), Venezuela (60), Ecuador (42), Costa Rica (39), México (37) y Perú (37).

De fotografías por satélite se ha calculado que en el área sudoccidental de la región del Amazonas, es decir, en la frontera entre el estado de Acre en Brasil, Madre de Dios en Perú y Pando en Bolivia; el área cubierta por bambús puede llegar aproximadamente a 180000 km2. Pero si, tomamos en consideración que casi el 11% de cada kilómetro cuadrado del bosque de los Andes está cubierto por bambú, una posible estimación es que, como mínimo unas 11 millones de hectáreas en Latinoamérica están cubiertas por bambú.

La Guadua angustifolia ha sido introducida en varios países de Centroamérica, el Caribe, Asia e incluso Norteamérica y Europa. Sin embargo, en estado natural, la Guadua Angustifolia sólo crece en Colombia, Brasil, Ecuador, Venezuela y Nicaragua, donde forman colonias dominantes conocidas como “guaduales” ó bosques de Guadua.

Los “guaduales” alcanzan su desarrollo óptimo en la región central de los Andes, entre 500 y 1500 m de altitud sobre el nivel del mar, con temperaturas de entre 17º y 26º, lluvias de entre 1200-2500 mm/año y humedades relativas del 80-90%; y sobre suelos aluviales ricos en ceniza volcánica con moderadas fertilidades y buen drenaje.

Ventajas Medioambientales de la Guadua angustifolia

La Guadua proporciona innumerables servicios el medio ambiente. Ayuda a conservar el suelo donde crece, regulando el correcto flujo de ríos y corrientes, proporciona material orgánico y actúa como sumidero de CO2.

Bosque de Guadua angustifolia

Su rápido crecimiento, tanto aéreo como subterráneo, la red de rizomas que crecen en la capa superficial del suelo (20-50 centimetros) y su voluntad de ocupar áreas no firmes hacen de la guadua la herramienta ideal para la conservación de suelos inestables.

El bambú también captura el CO2 y lo convierte en Oxígeno, en mayor cantidad que los árboles; por lo que juega un papel fundamental en un ecosistema sano y saludable. Recientes estudios indican que el potencial de fijación de dióxido de carbono en los primeros seis años de crecimiento de la Guadua desde que es plantada es de 54 toneladas métricas por hectárea – un descubrimiento fundamental que facilita su participación en el sistema internacional de intercambio comercial de derechos de emisión de CO2 y conlleva beneficios adicionales a los inversores y granjeros que plantan y cultivan guadua, la cual produce emisiones cero!

También es importante señalar que utilizar Guadua Angustifolia en los procesos industriales, reduciría de forma significativa el impacto negativo que sobre el medio ambiente tiene la tala de bosques nativos, ya que la guadua es un sustituto natural para la madera, reduciendo de esta forma la presión sobre el bosque tropical.

Cada vez que utilizamos bambú hacemos una contribución muy notable al medio ambiente, gracias a su gran densidad por hectárea, rápido crecimiento, rápida explotación y enorme capacidad para la renovación sin reforestar; dejando de esta manera intactos los bosques de madera de más lento crecimiento.

Share your Comments

comments powered by Disqus